World Ayahuasca Conference 2016 | CARTA ABIERTA DE LOS CENTROS TRADICIONALISTAS – CONCLUSIONES AYA2016
3597
single,single-post,postid-3597,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-8.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.9.2,vc_responsive

CARTA ABIERTA DE LOS CENTROS TRADICIONALISTAS – CONCLUSIONES AYA2016

LeerOnides

29 Oct CARTA ABIERTA DE LOS CENTROS TRADICIONALISTAS – CONCLUSIONES AYA2016

En primer lugar deseamos manifestar nuestro agradecimiento a los organizadores de esta Conferencia por la amable invitación para participar en la misma, que nos hicieron a través de la Cámara Temática de Culturas Ayahuasqueiras del municipio de Rio Branco. Para nosotros, esta invitación es un reconocimiento al trabajo y a las enseñanzas de nuestros Maestros fundadores, por los cuales procuramos velar para que sigan siendo una referencia de respeto en el uso de la Ayahuasca. Asimismo agradecemos la autonomía de que hemos gozado para relatar nuestras experiencias y exponer nuestros principios y criterios, el excelente y organizado desarrollo del evento, así como la cordialidad y el respeto que nos han dispensado.

Damos las gracias a los representantes de los pueblos indígenas originarios, a sus líderes espirituales y a sus comunidades, que se constituyen como auténticos guardianes de la selva y herederos de las culturas y tradiciones que en ella se han desarrollado desde los tiempos de sus ancestros.

Nuestro agradecimiento a las demás confesiones religiosas y a todas las personas y organizaciones que tienen la Ayahuasca como una importante referencia en sus vidas y sus trabajos, por el debate fraterno y la convivencia respetuosa, incluso en los momentos de exponer diferencias o divergencias.

Nuestro agradecimiento a los científicos, investigadores y estudiosos de la Ayahuasca por compartir con nosotros y con todos los participantes de la Conferencia los resultados de sus estudios.

En nuestra participación en esta Conferencia, hemos procurado presentar – con total claridad y sencillez – quiénes somos y lo que hacemos. Entendemos que la afirmación de nuestra identidad y el mantenimiento de nuestros principios no menoscaban los derechos de ninguna persona, organización o comunidad. No nos consideramos superiores, ni alimentamos enemistades con nadie. Si en cualquier momento hemos demostrado diferencias y divergencias, nuestra intención siempre ha sido y seguirá siendo la de mantener una relación honesta y transparente, sin alejarnos de la defensa de nuestros principios y valores. Nuestros Maestros nos han enseñado a mantener la coherencia entre las palabras y las obras, para continuar por la senda de la Verdad.

Por eso reafirmamos – en esta ocasión como en tantas otras – los principios que nos rigen. Por otro lado, nos sentimos en la obligación de advertir sobre los riesgos y los problemas que pueden producirse cuando las prácticas no observan las precauciones que consideramos necesarias en el uso y la distribución de la Ayahuasca. Estas precauciones, que actualmente son reconocidas y recomendadas por el Estado brasileño en textos y documentos de diversos organismos oficiales, ya se perfilaron hace 25 años en la Carta de Principios de las organizaciones religiosas usuarias de la Ayahuasca, en 1991. Entre otros, deseamos destacar tres puntos:
a) La identidad pública del centro o iglesia que utiliza ayahuasca, con autonomía y autodeterminación para pensar, actuar y organizarse libremente, sin tutelas ni restricciones. A esa libertad corresponde la responsabilidad de asumir sus actos ante la sociedad, las autoridades públicas y las leyes vigentes en el país.

  1. b) El uso exclusivo de ayahuasca – hecha de liana (Banisteriopsis caapi), hoja (Psychotria viridis) y agua – sin adición o combinación con ningún tipo en su preparación y distribución.
  2. c) Ninguna forma de comercialización. Los miembros de cada centro o iglesia corren con los gastos de mantenimiento de sus instituciones, incluyendo la elaboración de la ayahuasca, sin repercutirlos en los no miembros.

La experiencia nos enseña que el cumplimiento de esos principios reduce los riesgos de problemas y aporta beneficios. La salud de nuestras comunidades es la prueba de ello. Con tales principios, nuestra voluntad es dialogar con todos, especialmente con los pueblos indígenas, cuyas tradiciones afirman, desde sus orígenes, unos principios semejantes de precaución y respeto por la ayahuasca y por la selva en la que nace.

Después de décadas de explotación predadora de las dos especies vegetales que componen la Ayahuasca, es evidente el compromiso de la Selva Amazónica. Lo que muestra la necesidad de unirnos en torno a acciones de protección, cartografía de los impactos ya causados y de recuperación, a corto plazo.

Invitamos a todos los ayahuasqueiros, especialmente a los que viven fuera de la Amazonia, a la concienciación de la necesidad e importancia de la responsabilidad ética, medioambiental y social de la producción y distribución de la Ayahuasca, ante la expansión internacional y las presiones económicas implicadas en el proceso.

Creemos que la conquista de la libertad para el uso religioso de la Ayahuasca en Brasil ha sido posible por la existencia de los pueblos y las comunidades – entre las cuales nos incluimos – que han demostrado equilibrio y responsabilidad, credibilidad y legitimidad social. Otras comunidades de otros países pueden conquistar todo eso y aún más. Nuestra contribución es mostrar nuestra experiencia y la excelencia de las enseñanzas del Maestro Irineu, el Maestro Daniel y el Maestro Gabriel, a quienes rogamos para que nos iluminen con su sabiduría y bendigan a todos.

Muchas gracias por el respeto y la atención mostrados.

Rio Branco, 22 de octubre de 2016